En la Fiesta sin Vestidura

noviembre 21, 2017

“Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció.” (Mateo 22:11-12). Esta parábola no habla de las Bodas del Cordero, sino de las Buenas Nuevas de salvación. Hoy la invitación para recibir perdón de pecados y vida eterna en Cristo Jesús continúa abierta para toda persona, y muchos han aceptado esta invitación con gozo, pero algunos han entrado y ocupado un lugar en la Iglesia sin mostrar frutos de arrepentimiento.

PROGRAMAS RECIENTES
Titulo Fecha Audio