Orad sin cesar

septiembre 26, 2017

Muchas veces es en medio de la adversidad, cuando surge la necesidad profunda de acercarse a Dios en oración. Y hay quienes se preguntan ¿Cómo debo orar? ¿Debe ser únicamente en un templo, en un retiro, en un rincón de la casa, o como los monjes en una montaña aislada? Pero hablar con Dios debe ser tan sencillo y sincero como hablar con tu Padre, tan cotidiano y natural como el respirar.